martes, 5 de enero de 2016

Gus mornins, 5/01/16

Guuud mornins, cinéfilos.

Martes 5 de enero: Bien, vayamos por parte. Primero. El rojo sí me favorece, aunque también el azul, mucho más que el verde o el dorado aunque me queda bastante mejor que a la Pedroche todo hay que decirlo. Segundo. Yo tampoco sé muy bien en qué día estoy ni si es un año o es otro, deseando que se acaben ya estas navidades, que esto es un no parar. Pero ánimo, que ya queda poquito.  Ya solo queda el último empujoncito, mañana vienen los Reyes y hasta ahí podemos leer, no sea que hagamos spoiler y le amarguemos la fiesta a alguno. Esta será la noche de la ilusión, y quien más quien menos dejaremos todos en el balcón un platito con alguna chuchería que sirva de chuchería para los camellos de Sus Majestades. Que a ver si dejan algo, jolin que la última vez les pedí la Play Station 2 y deben ir ya por la 5 o la 6.

Así que esta noche todos, todos a la camita pronto, esperando a ver qué nos ponen. Bueno, todos, menos al niño Zinedin a quien la bicicleta y el Scalextric de 3 pistas ya se lo dejaron ayer por adelantado.

Bueno, que si no dejan nada es igual, confiaremos la suerte al Niño. Y que conste que no soy del Atleti y estoy deseando a que Eddie Redmayne marque el gol 100 como colchonero, que me estoy refiriendo a lo de la lotería. Y bien, si finalmente tampoco me acompaña la suerte, siempre será un gusto montar el Legoland con los hijos, los sobrinos y los nietos. Vamos, digo yo que el que no se consuela es porque no quiere.

Y hablando de celebraciones y de reyes, pues hoy le caen unos años a nuestro monarca emérito Juan Carlos, la única persona en este país que no tuvo ningún problema para decirle a sus hijos que en realidad los reyes… uy, casi se me escapa. En fin, que hoy también hemos de celebrar los aniversarios entre otros del maestro japonés del anime Hayao Miyazaki o del gótico Marilyn Manson que cumple 46 años, más de la mitad de los cuales se ha pasado intentando demostrar que no, que no era el amigo gafotas de Kevin Arnold.

Pues que me perdonen Juan Car,  Marylin – a la Monroe quizá se lo hubiese pasado, fíjate- y el honorable Hayao, pero ningún cumpleaños me motiva tanto hoy como el de la muchacha que ilustra hoy nuestro mosaico. Si es que hasta me tomaba un trozo de tarta y todo. Hoy Diane Keaton llega hasta los SETENTA y la ocasión bien lo merece. Y como siempre os digo, ya puede hacer todos los bodrios y comedietas alimenticias que haga que esta señora siempre tendrá un lugar en los altares. Para mí siempre será Annie, Annie Hall. Dicen que la primera impresión es la que cuenta y la primera vez que esta señora captó mi atención fue con una corbata, un sombrerito y esos aires de chica independiente e intelectual. Pero es que si no hubiera habido Woody Allen, Diane también gozaría de mi respeto eterno. Por haber sido Kay Adam, la agnegada esposa de Michelino Corleone, ese gran hombre que llegó a convertirse en una mala bestia que por el camino lo perdió todo. Japi berdei, Annie, japi berdei Kay, japi berdei Diane y todas las buenas mujeres que hay en ti y que tuviste a bien presentarnos. Que te pongan muchas cosas los reyes, que os las pongan también a vosotros. Guardaré un poco de locura para la menopausia, y unas cuantas energías para el programa de pasado donde también tendremos un cumple especial. Os dejo con un rey, con el rey. Feliz Día de Reyes:

BLUE CHRISTMAS
Elvis Presley

 'll have a Blue Christmas without you
I'll be so blue thinking about you
Decorations of red on a green Christmastree
Won't be the same dear, if you're not here with me

I'll have a Blue Christmas that's certain
And when that blue heartache starts hurtin'
You'll be doin' all right, with your Christmas of white,
But I'll have a blue, blue Christmas

NAVIDADES TRISTES
Elvis Presley
Voy a tener unas tristes navidades sin ti
Voy a estar triste pensando en ti
Decoraciones rojas en un árbol verde
No será lo mismo querida, si tú no estás aquí conmigo

Voy a tener una triste navidad eso es seguro
Y cuando ese dolor de triste corazón empieza a doler
Estarás haciendo bien, con su regalo de Navidad de color blanco,
Pero voy a tener una muy triste Navidad




EL MOSAICO DE HOY


2 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Oh...Ah...Diana...que cantaba Paul Anka. Grande la Keaton, Birdwoman ella.
Si, a mi también me mola Annie, pero Kay...amigo, Kay es la leche. Mucho más en la primera que andaba aun pensando que Michael era rehabilitable, que él no era como su familia, pero la sangre es lo que es y además es inevitable.

En cuanto a lo de que te queda mejor que a la Pedroche casi cualquier cosa, habría que plantearse si estabas dispuesto a enseñar tanta carne como ella o más aun. Lo de si hay alguien dispuesto a verla no lo comentaré por no parecer grosero. A mi la chica me cae bien, me parece simpatica y monilla, pero la verdad es que tampoco creo que esté tan buena como dicen...pero claro que lo de los gustos es como dice C.B. que algunos lo tienen en el culo, o era que cada uno tiene su culo y se sienta a gusto, o...no sé, que yo con los refranes me lio.

Pero felicidades a todos los que han de celebrarlo y que los Reyes se porten bien y no sean malos o no los traeremos el año que viene. Que aprendan.

Abrazos regalados

César Bardés dijo...

Diane, Diane...ese atractivo de chica que taladraba un poco con la mirada y te dejaba a la altura del betún intelectual...Esa chica que enamoraba por su forma de vestir cuidadosamente descuidada y que tenía una soterrada sexualidad. Una de esas chicas que, de primeras, te hacían sentir con complejo de inferioridad y luego te hacían sentir que sin ella no podías vivir. Annie. Y Kay intentando creer y mentirse a sí misma de que Michael no es tan malo, que tiene corazón y luego rendirse a la evidencia de que es un monstruo, o, más bien, que se ha convertido en un monstruo sin alma y que ella no ha sido más que un peón de sus maquinaciones. O, mas bien, un peón que soportaba demasiado peso para que él pudiera tener fuerzas para llevar a cabo sus maquinaciones. En cualquier caso, Diane, fue Annie o fuera Kay o cualquier otro de sus personajes memorables, ha sido una gran actriz (por cierto, muy decepcionantes sus memorias salvo quizá la pequeñísima parte en la que relata cómo se enamoró de Al Pacino durante el rodaje de "El padrino III") y también un elemento que ha estado al margen de la corriente más fuerte de su propia generación. En cualquier caso, fue tan buena que ella es parte de nuestras vidas siempre que seamos cinéfilos de verdad.
Abrazos dianescos.