lunes, 4 de enero de 2016

Gus mornins, 4/01/16

Guuuud mornins, cinéfilos.

Y feliz 2016 a todos. Permitidme que mi primer saludo y primer gus del año nuevo sean para mi Dj suplente que estuvo ahí como siempre, y también a mi particular unidad R2. Fue él quien hizo posible que mi mensaje de fin de año intergaláctico llegase a buen puerto y fuese transmitido en al menos once sistemas y medio. Aunque, claro, nadie es perfecto que decía aquel y con las prisas se olvidó de ilustrar el mensaje con el aliño musical que lo acompañaba. Así que, lo que no pudo ser para despedir el 2015, que sea para dar la bienvenida al 2016.



Lo dicho, gracias. Pensaba incluso en un mosaico del R2 más famoso aunque más como un homenaje colectivo por ese tipín de botijo que se nos ha quedado a todos después de tantos días de comer, y comer, y comer y volver a comer.

Y con el nuevo año pues llegan también las propuestas para el año nuevo (ojo que todavía quedan los Reyes y para alguno algún cumple y todo) y la prioritaria es volver al gimnasio. Nuestro objetivo será pasarlo bien otro año juntos, disfrutando de lo nuestro, el cine, la música, las risas, los amigos, en fin, todas esas pequeñas cosillas que hacen que la vida se haga un poco más llevadera. Intentaremos captar nuevos trillones, cosa que no será fácil, quizá podamos encontrar con un poco de suerte a nuestro maestro Guas Skywalker quien sigue desaparecido desde hace mucho, mucho tiempo, y a quien de momento no hay mapa holográfico que localice.

En fin, 2016 ya está aquí y seguro que nos depara de todo. En el capítulo de despedidas hay que hablar del húngaro Vilmos Zsigmond, director de fotografía que nos dejó el primer día del año a la edad del año a los 85. Ganador del Oscar por “Encuentros en la tercera fase” que hoy decora nuestro mosaico (una obra maestra desde el punto de vista visual y algo más sin duda), trabajó con tito Steven también en “Loca evasión”, pero también con Woody Allen y Brian De Palma. Hace poquito pude disfrutar en la filmoteca de una versión remasterizada de “El cazador” y me quedé con la boca abierta., una experiencia absolutamente alucinante La espléndida fotografía del film de Cimino es también obra de Zsigmond. Descanse en paz. Y descanse en paz también Natalie Cole, la hija del mítico Nat King que fallecía el último día del pasado 2015. Se hizo superfamosa por aquella versión de “Unforgettable” que cantaba junto a su fallecido padre por esos milagros de la tecnología. Seguro que ahora ya lo están cantando juntos donde quiera que estén.

UNFORGETTABLE
Natalie Cole /Nat King Cole


Unforgettable, that’s what you are
Unforgettable though near or far
Like a song of love that clings to me
How the thought of you does things to me
Never before has someone been more

Unforgettable in every way
And forever more, that’s how you’ll stay
That’s why, darling, it’s incredible
That someone so unforgettable
Thinks that I am unforgettable too

Unforgettable in every way
And forever more, that’s how you’ll stay
That’s why, darling, it’s incredible
That someone so unforgettable
Thinks that I am unforgettable too

INOLVIDABLE
Natalie Cole/ Nat King Cole

Inolvidable, eso es lo que eres
Inolvidable, estés lejos o cerca
Como una canción de amor que se aferra a mi
¿Cómo pensar en ti me hace cosas que 
Nunca nadie había logrado antes?

Inolvidable en cada forma
Y para siempre, así te quedarás
Es por eso, querida, que es increíble
Que alguien tan inolvidable
Piense que yo soy inolvidable también

Inolvidable en cada forma
Y para siempre, así te quedarás
Es por eso, querida, que es increíble
Que alguien tan inolvidable
Piense que yo soy inolvidable también


EL MOSAICO DE HOY


2 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

¡¡¡¡Cumpleaños!!!!.....Muy Muy Feliz Cumpleaños amigo¡¡¡¡.

Ayssss, que yo no sé ni en el día que vivo y menos aun cuando es el cumple de los demás, gracias a ti me entero de los de los trillones, pero ni idea del tuyo y es un día principal de los de marcar en rojo (o en otro color si el rojo no te favorece). Gracias a Indi por estar al quite. Pero entonces ¿es hoy?, ¿Fue ayer?, ¿Anteayer?...que con tanta fiesta ni siquiera sé si fue este año o el pasado.

Y si el día es tan principal lo es por méritos propios, no del día sino del alabado. Si me cuentan hace diez años que me iba a convertir en un adicto lo hubiese negado con rotundidad. Por mucho que me guste el sexo y tomar más de una copa nunca pensé que iba a estar cada día pendiente de ello y las sustancias alucinógenas tampoco me resultaron nunca simpáticas. Sin embargo, aquí estoy, esperando mi ración diaria de Dexterina, incapaz de que el día se abra sin leer lo que nos cuenta.
Sus efectos son inmediatos, elevan el ánimo, alucinas pepinillos (Chicote dixit), provocan muecas en tu rostro a modo de sonrisa, cuando no de sonora carcalada, que a un tercero que observe al lector le pareceran impropias, y revitalizan las mañanas o el día entero a poco que estés impresionable.
Y todo eso lo hace cuando escribe, busca la canción adecuada o la foto perfecta. Y eso no es lo peor, que detrás de todo eso, uno se da cuenta de que tiene un amigo hasta ahora invisible, pero no imaginario, una de esas personas que es de agradecer que hayan aparecido en tu vida, alguien que te engrandece sin saberlo porque uno es más grande cuanto más notable sean las personas que le rodean. Y en este caso, el notable a Dex es una caíficación muy corta, sobresaliente cum laude, está más cerca de hacerle justicia.

Un abrazo amigo y que seas muy, muy feliz.
Zaragoza merece mucho más la pena porque tu estás ahí.

César Bardés dijo...

Después del plagio de Carpet a la canción de "Your song" de Elton John diciendo que Zaragoza merece mucho más la pena porque tú estás ahí ("how wonderful life is while you´re in the world") esta unidad R2 simplemente te desea la mayor de las felicidades y te ofrece la más humilde de sus disculpas por no meter el holograma musical correspondiente pero es que entre que llegué tarde y me estaban acosando, sencillamente, apagué el ordenador y ni me acordé. Estos días para mí, estos días que están llenos de amor, de felicidad y de buenos propósitos son el método moderno de tortura del hombre moderno porque casi, casi uno desea que vuelva la rutina y que el trabajo me agobie y que me ponga a buscar editorial como un descosido porque es mucho más tranquilo y relajado que no el trajetreje navideño que, entre unas cosas y otras, siempre acaban de la misma forma: discutiendo con el cuñado.
Por otro lado, loas y alabanzas a Vilmos Zsigmond uno de los mejores directores de fotografía de los años setenta especialmente y que se prodigó muy poco en los ochenta y en los noventa. También nos dejó (no sé si el día 30, creo) Haskell Wexler, director de fotografía coetáneo de Zsigmond y responsable de la luz que emanaba "Alguien voló sobre el nido del cuco" por ejemplo. También se pasó al campo de la dirección con una curiosa película llamada "Latino", que hablaba sobre los avatares de un soldado americano de élite que era enviado a Nicaragüa para entrenar a las fuerzas estatales que se oponían a la Contra y que se daba cuenta de que la cosa no era como se la habían contado. Sin estrellas, sin grandes escenas y sin grandes presupuestos, Wexler hacía el doble de lo que conseguía Oliver Stone con "Salvador". Cosas del cine.
Por lo demás, feliz todo Dex, que nos sigas animando con todas las mañanas del mundo, sentados al borde de la mañana con los pies colgando y el día de mañana.
A los demás, feliz 2016. Y no olvidéis que en Valencia ya no se celebra la cabalgata de los Reyes Magos, sino la de la República, con las reinas Igualdad, Legalidad (ja) y Fraternidad.
Abrazos reales.