martes, 16 de febrero de 2016

Gus mornins, 17/02/16

Guuud mornins, cinéfilos:

Miércoles 17 de febrero. Uy, uy, uy, qué caritas más largas. Noto en el ambiente flotando cierto aire de decepción. Hasta he creído oír un pequeño “oooooh”  a algunos trillones al abrir el gus de hoy.  Seguro que estaban pensando en el dicho ese de que no hay dos sin tres, sin pensar en ese otro de que siempre hay excepciones que confirman la regla. No, nos preocupéis, yo también me decepcioné cuando descubrí de que en realidad no nos había leído Vargas Llosa y que incluso el blog de Bardés había tenido más visitas que éste hablando de una película de Alain Delon.

En fin, no nos deprimamos, que la actualidad no está para perder ni un minuto. Goyas, Césars, Oscars, no solamente el crítico pedantón ese está de los nervios. Aquí también, u os creéis que nos dedicamos a la poesía y a la vida contemplativa? Pues no, es más además de los Goya y de los César Bardeses y de los Oscars, nosotros también nos dedicamos a los Yogas y a los Razzies, que pegan más con nuestra idiosincrasia.

Hablaremos primero de los Yoga (si alguno es de ciencias le aclaramos que es Goya al revés), unos premios que nacieron en Cataluña hace veintitantos años a modo y manera de los Razzie para premiar lo peor del cine español del año. O sea, que los Yoga son la antítesis de los Goya, aunque a veces no se distingue quién ha ganado uno y quién otro la verdad. Este año, por ejemplo han ganado “Ocho apellidos catalanes” en el apartado nacional y “Cincuenta sombras de Gray” en el internacional. Lo más divertido no obstante son los nombres de los premios. Y así la peli de las sombras ha ganado el premio “Requisitos para ser un masoca normal” y la de Martínez Lázaro el de “Los tediosos ocho”. Los peores directores fueron Aménabar y Medem que recibieron el premio “Rodaron por debajo de sus posibilidades”. Y así todo el rato. Si es que son unos cachondos estos catalanes, no sé para qué quieren romper España con lo bien que se lo pasan.

Otra cosa es lo de los Razzies, unos premios con solera que van ya por su trigésimo sexta edición. Cuatro peliculones lo petan este año en las nominaciones, “Superpoli en las Vegas”, “Pixels”, “El destino de Jupiter” y la citada “Cincuenta sombras de Grey”.  Que no sé que pensaréis vosotros, pero nos han dejado imágenes imborrables y no  me refiero exclusivamente a Dakota aguantando estopa en las sombras. Qué me decis de esa Mila Kunis fregando váteres y haciendo oficinas sin saber, pobrecica mía, que es la reina del universo. A mí dadme a Adam Sandler cazando marcianos, y dejaos de Ruffalo persiguiendo pederastas.

Y es que en esto como en todo hay mucha hipocresía. Este año Stallone va a ganar un Oscar y es probable que después de 7 Razzies consiga un antirazzi a la mejor redención. La verdad es que cualquiera de sus compañeros de nominación lo merecerían igualmente. Hay andan Shyamalan por “La redención” o Will Smith que intentarán redimirse por lo de “Airbender”. En esto de los actores funciona mucho el morbo. Sí, porque lo facilón es tirarse a Adam Sandler o a Kevin James, pero no me digáis que no suena que lo flipas que el Niño Torres o la Moore ganasen el Pedorreta un año después del Oscar. O que Rooney Mara se llevase el premio por la insoportable “Pan” el mismo año en el que está nominada por “Carol”.

Bien, espero que este chico que figura hoy en nuestro mosaico no gane nunca un razzie. Hoy nos cumple 35 años Joseph Gordon Levitt tan majetón como siempre. Le recordamos en esa deliciosa peli de los 500 días juntos. Os acordáis de esa que cantaba todo pedo en el karaoke, ayss, si es que estaba para comérselo.

HERE COMES YOUR MAN
Pixies
Outside there's a box car waiting
Outside the family stew
Out by the fire breathing
Outside we wait 'til face turns blue
I know the nervous walking
I know the dirty beard hangs
Out by the box car waiting
Take me away to nowhere plains

There is a wait so long
You never wait so long
Here comes your man

Big shake on the box car moving
Big shake to the land that's falling down
Is a wind makes a palm stop blowing
A big, big stone fall and break my crown

There is a wait so long
You'll never wait so long
Here comes your man
There is a wait so long
You'll never wait so long

Here comes your man

Ahí viene tu hombre
Pixies
Fuera hay un coche de espera
Fuera de la olla de la familia
Por el fuego de respiración
Fuera esperamos la cara hasta que se vuelve azul
Sé que el caminar nervioso
Sé que la barba sucia cuelga
Por el vagón de espera
Llévame lejos a llanuras de ninguna parte

Hay una espera tan larga
Nunca se esperó tanto tiempo
Aquí viene tu hombre

Una Gran sacudida en el vagón en movimiento
Una Gran sacudida de la tierra que está cayendo
Es una ola de viento hace que deje de soplar una palmera
Una piedra grande, grande cae y rompe mi corona

Hay una espera tan larga
Nunca voy a esperar tanto tiempo
Aquí viene tu hombre
Hay una espera tan larga
Nunca voy a esperar tanto tiempo
Aquí viene tu hombre


EL MOSAICO DE HOY


2 comentarios:

César Bardés dijo...

Los Césares Bardeses entran en su última semana de torbellino. A partir del lunes ya retomarán su ritmo habitual para que todo esté cerrado y bien cerradito para este fin de semana que es el último antes de los Oscars.
En cuanto a las visitas, dudo que este blog tuviera menos que los que tuve yo ayer. ¿Cine de gángsters europeo de los setenta? ¿Estás de coña? ¿A quién interesa eso?
Tal vez, si hubiera un "razzie" para críticos, yo estaría, cuando menos, nominado. Estoy seguro de que Boyero consigue mucho más con mucho menos. Si eso no es razón suficiente...
Hale, a piarlas en rima.
Abrazos largos.

CARPET_WALLY dijo...

Pues si que me sorprendió
No encontrar nada rimado
Que yo no sé qué ha pasado
No lo puedo evitar yo

Que se me quedó la rima
Y ya no se hablar normal
Con el verso siempre encima
Que ya lo paso fatal

Que si me saludan: Hola
Yo contesto: caracola
Y si me dicen ¿Qué tal?
Yo les digo: No estoy mal

Y eso así cuando es mundano
Que si la cosa se anima
Yo me esfuerzo muy ufano
En adornarme en la rima

Si me dicen: ¿Cómo estoy?
Y yo: “Por mucho que te dijera
No podría encontrar hoy
Nada que te desluciera”

Y ella “Que raro estás”
“Lo raro es no decir más
Que tu sonrisa ilumina
Del salón a la cocina”

Y aunque al principio gustara
Lo que pareció un buen gesto
Puede que ya se cansara
De no dar un fin a esto

También podrá molestar
Que por hacer la rimada
A veces cueste encontrar
Una palabra adecuada

Y si dice “trae la olla”
Lo primero que me viene
Es otro nombre del pene
Aunque diga: “Toma, joya”

Y así hasta que estalló
El conflicto inevitable
Que fue cuando se escapó
Un tema poco agradable

Dijo: “Ayer vi a la vecina”
Y yo: “Aun recuerdo su vagi.. su…su…risa cansina”
“¿Ibas a decir vagina?”
Y yo: “Esto…que tu sonrisa ilumina…”

-“Que no me cambies el tema”
-“Que no, que no, corazón
Que yo te pido perdón
Por rimar así el poema”

Pero ya estaba hecho el lio
Y con su respuesta alcanza
A darme a mí con lo mío
El verso de la venganza.

“Para que veas que estoy
Mosqueada y con razón
Vas a dormir desde hoy
En el sofá del salón.
Y si te encuentras molesto
Incómodo o tienes frio
Buscas calor en el sexto
Pero no en el cuarto mío
Te vas con la zorra esa
A que te dé calorcito
Así me quedo a gustito
El resto no me interesa
Y por si acaso pensaras
Que quizá un poco de mimo
A lo mejor lo arreglaras
Te digo que no seas primo
Que si me da un calentón
Ya me tienes hasta el moño
Que prefiero a un mocetón
Pa darme gusto en el c…hasta el otoño”

Así que así me encuentro
Con la espalda dolorida
Estando ella dormida
Como princesa de cuento

Leamos pues ahora en prosa
Esta cosa de los razzie
A ver si pasa la cosa
Y puedo decir “Que chachi”


Recibid mis abrazos
Y a ellas besazos