lunes, 29 de febrero de 2016

Gus mornins, 1/03/16

Guuud mornins, cinéfilos:

Martes 1 de marzo. Arrancamos mes, y dejamos atrás el siempre loco  febrero sobre todo para los redactores de cortogramas. Prácticamente ya se ha dicho todo de los Oscar… mmm ¿todo? Todo, no. Si durante los días previos a la ceremonia se puso de moda el hastag Oscar so White, después de ella habrá, digo yo, que sacar a relucir el Oscar so male. Porque la carpet wally estuvo muy bien cubierta ayer como todos los años por nuestro Dj suplente valga la redundancia, y todas estaban muy monas y muy atractivas y Charlize lo petaba y tal y tal. Sí, claro, ellas,… y ¿ellos? ¿qué pasa con ellos?

En fin, me temo que me va a tocar un año más cubrir- ya quisiera yo- la alfombra roja masculina de los Oscars.  Nuestro Dj suplente no pudo, que quiso emular a su admirada Yeenni y llegó tarde. Pues bueno, que sí, que es sota, caballo y rey, blanco sobre negro, Armani por aquí y Armani por allá. Pero no sólo de informáticos polacos vive  la líbido. Así que vamos con un breve repaso de la carpet dexter. Y los nominados son:.

EL CHICO
Bueno, empecemos con los que vienen pisando fuerte y tienen el futuro a sus pies. Pero, mira Jacob, esto de ir a los Oscars con gemelos de Darth Vadery calcetines del Halcón milenario te lo perdonamos porque aún tienes nueve años y porque mamá no te podía ir a comprar ropa en condiciones encerrada como estaba. Bueno, yo con tal de que no acabes como McCauly o Haley Joel me conformo.



(HE WAS) BLUUUU VELVET
El niño Torres se quiso marcar  un homenaje a David Lynch y fue con un smokin de terciopelo, a juego con su carita, pero para ponerse a tono con la gala lo escogió negro y no azul.



TRES COLORES. AZUL
La categoría de actor secundario fue precisamente de lo más azulada. Tres de los finalistas eligieron ese color, con resultados dispares: mi querido Mark Ruffalo, el perdedor, Sylvester Stallone y el ganador Mark Rylance que complementó el atuendo con su inseparable sombrerito.





EL DESCONOCIDO
Estábamos tan acostumbrados a verle en tanga o con traje militar que fuimos incapaces de reconocer a Sacha Baron Cohen enfundado en un elegante smokin.



EL TALISMAN
No diga Oscar, diga Michael Keaton. Las dos últimas ganadoras del Oscar contaban con él al frente del reparto.


MI GRAN NOCHE
Por fin, lo consiguió, y la verdad, pienso que lo hubiese merecido más por cualquiera de sus cuatro candidaturas anteriores. Pero ya esta, ea, al menos dejarán de darnos la brasa unos añitos. Decepcionado también porque una de las fotos más esperadas de la noche era la que lo emparejaría con Kate Winslet, lástima que Kate decidiera ir a la ceremonia disfrazada de.. de... bueno, de eso.



AND THE WINNER IS:

EL MEJOR
Hasta que no leí que una manga del smokin le caía más larga que la otra yo es que ni cuenta me daba. Qué hombre, qué mirada, qué porte, qué todo. No ganó el Oscar, pero qué más da, lo ganó su chica, así que la fiesta y el mambo por la noche estaban  asegurados. Y ahora que ya lo tiene Leo, le toca a él cogerle el relevo como gafe oficial de Hollywood. Michael, queremos un Oscar tuyo.




LOS RAZZIES

Y los nominados son

DANDO LA NOTA
Por supuesto, este apartado está siempre reservado para Jared Leto, aunque esta vez acertó en su doble homenaje al día de Andalucía y a la investidura de Pedro Sánchez.


DANDO LA NOTA (AÚN MÁS ALTO)
Aunque puede que me equivoque y el tal Orlando Jones fuese un camarero de la cafetería del teatro que pasaba por ahí a recoger unos pedidos.


And the winner is:

DEL REVÉS
Si Oscar Jaenada fue a los Goya disfrazado de mosquetero, el director de fotografía de “Carol” quiso hacerle sombra y escogió el traje de pastorcico con el que se vistió en el Belén de la última Navidad.


Bien y ahora sí que sí, esto es lo que dio de sí la alfombra roja de la última edición de los Oscars. Lo que está claro es que Charlize fue la gran triunfadora de la noche. Si es que hasta poniéndose fea  está guapa la jodía. Lo que decía ayer el compi, cuando está ella no hay nada que hacer.

LA PLUS BELLE POUR ALLER DANCER
Sylvie Vartan

Ce soir, je serai la plus belle
Pour aller danser
Danser
Pour mieux évincer toutes celles
Que tu as aimées
Aimées
Ce soir je serai la plus tendre
Quand tu me diras
Diras
Tous les mots que je veux entendre
Murmurer par toi
Par toi

Je fonde l'espoir que la robe que j'ai voulue
Et que j'ai cousue
Point par point
Sera chiffonnée
Et les cheveux que j'ai coiffés
Décoiffés
Par tes mains
Quand la nuit refermait ses ailes
J'ai souvent rêvé
Rêvé
Que dans la soie et la dentelle
Un soir je serai la plus belle
La plus belle pour aller danser

Tu peux me donner le souffle qui manque à ma vie
Dans un premier cri
De bonheur
Si tu veux ce soir cueillir le printemps de mes jours
Et l'amour en mon cœur
Pour connaître la joie nouvelle
Du premier baiser
Je sais
Qu'au seuil des amours éternelles
Il faut que je sois la plus belle
La plus belle pour aller danser

LA MÁS BELLA PARA IR A BAILAR
Sylvie Vartan

Esta noche seré la más hermosa
para ir a bailar
bailar
para mejor expulsar a todas aquellas
a las que has amado
amado
Esta noche seré la más tierna
cuando me digas
digas
todas las palabras que deseo escuchar
murmurar por ti
por ti

Tengo la esperanza de que la ropa que he querido
y que he cosido
punto a punto
se arrugará
y que los cabellos que he peinado
despeinados
por tus manos
Cuando la noche plegaba sus alas
a menudo he soñado
soñado
que envuelta en seda y encaje
una noche seré la más hermosa
la más hermosa para ir a bailar

Tú puedes darme el aliento que le falta a mi vida
en un primer grito
de bondad
Si quieres esta noche recoger la primavera de mis días
y el amor de mi corazón
por conocer la alegría nueva
del primer beso

que en el umbral de los amores eternos
hace falta que sea la más hermosa
la más hermosa para ir a bailar


EL MOSAICO DE HOY


8 comentarios:

César Bardés dijo...

Vamos por partes.
Querido Carpet: me importa un bledo que Pepe Colubi sea el más inteligente del mundo. Memo es el que dice memeces y, al menos los primeros minutos del previo, las decía con ganas y con carita de "yo digo esta memez porque soy un desafiante que te cagas por las bragas". Vale, será genial, fantástico, tendrá pensamientos hiperprofundos y escribirá como los ángeles, pero se estaba comportando como un memo que quería llamar la atención más que otra cosa y dárselas de "contracorriente". ¿De verdad hay que ser así para parecer inteligente? Pues qué fácil.
Por otro lado, me sorprende que no haya habido ni una sola foto de Naomi Watts que es la subcampeona de largo tras Charlize. Para mí iba auténticamente bien, claro que si considero que Pepe Colubi es un memo puede que mi capacidad de apreciación esté desviada y Watts fuera como un lagarto azul. Todo depende de los ojos con los que nos hayamos levantado por la mañana.
Hale, por cierto "Trece horas" no tiene nada de fascista, es la película más progresista del mundo. Mola que te cagas y pone a la Administración Obama por las nubes. Es por igualarme con Colubi.
Abrazos atornillados.

CARPET_WALLY dijo...

Si señor, el tiempo es un gran enemigo, o algo así dijo alguien que fijo que era mucho más listo que yo o que andaba apurado en épocas anteriores a la mia. Ppero no hay mal que por bien no venga, que eso lo dijo otro también listo, y gracias a ello, oye, hemos tenido otra "¡gran gus, Dex!".

Si señor, creo que debemos instaurar esto para futuras galas, yo me ocupo de las señoras y tu de los señores, a cada cual su pascual.

Y hubo comentarios estilistas que no nos cupieron o cabiaron, pero que fueron muy sorprendentes o interesantes.
Por ejemplo en positivo uno que iba muy elegante y aparente era Liev Schreiber con su mujer Naomi Watts (que no me gustó demasiado). Fue cachondo cuando el que les entrevistaba les preguntó a qué fiesta iban a ir despues de la ceremonia, y el bueno de Liev decía que creía que se iban a acostar temprano mientras Naomi negaba por detrás.

Otra sorpresa, vale que el diseñador de vestuario no sea Paco Delgado, vale que se lo den a Mad Max por componer esos trajes apocalipticos-futuristas y andrajosos...pero coño que salga la mujer y no sepas si es Meat Loaf, Fortu de Obús o la macarra de un bar de carretera...juer, que es diseño de vestuario, se supone que debes saber como vestir...no sólo a los demás.

Y más cosas, lo de la diversidad (qué pesadez), el gag de CHris Rock yendose a un barrio negrata a ver que opinaba la gente sobre los Oscars fue muy revelador...todos habían visto la peli de los raperos pero no sabían ni que existían una película llamada "Spotligth" o "El puente de los espias", claro que habría que saber cuantos habían visto o conocían la peli de Will Smith.

En fin cualquier dia de estos que tenga un poco de tiempo hablaré, una vez más, del tema de lo politicamente correcto...que es una cosa que cada vez me lleva más los demonios.

Sus dejo que sigo con el lio.

Abrazos liados

CARPET_WALLY dijo...

Uys...que te acabo de leer, Bardés....Pa mi que te está saliendo una ulcera. Jajaja, estás muy enfadica ultimamente amigo. Y de verdad, me da igual que le digas memo a Colubí, seguro que a él también, sólo era por aclarar que en mi impresión, que lo mismo tampoco es cierto, es un tipo muy brillante.

De todas formas y al hilo de lo que dices se me ocurre una pregunta interesante que me hago a mi mismo y comparto con vosotros. ¿Quien tiene razón la madre de Forest Gump o tu?. ¿Tonto (o memo) es el que hace o el que dice tonterias (o memeces)?...No es retórica, yo creo que hay gente muy lista que dice tonterias a propósito, pero no las hace. No sé, aun no lo tengo claro.

Y relajate amigo, que estás muy tenso.

Abrazos con yoga

César Bardés dijo...

Para seguir con la no-retórica. Para mí un señor que dice tonterías pero no las hace, algo, aunque sea un 10 % de tonto, tiene. Porque, evidentemente, detrás hay una pose o unas ganas enormes de llamar la atención y yo ni necesito eso, ni lo quiero porque estoy harto de los que quieren llamar la atención porque sí. ¿Qué pasa? ¿Que hay que llamar la atención poniendo carita de gilipollas diciendo la mayor de las gilipolleces porque el talento no da para más? Ahí hay un complejito de inferioridad del quince. Bien es verdad que, luego, si ese tipo que ha dicho tonterías también las hace entonces ya es que se gradúa. Pero para seguir en el plano de la no-retórica...¿cómo se comprueba que un tío que escribe y habla sobre cine no hace tonterías aunque no pare de decirlas? Es también un tema interesante que merecería la pena tratar.
Uf...y no me tengas en tan baja estima, Carpet. Yo no digo que a ti te importe que yo diga que Colubi sea un memo y me importa tres narices pintadas de azul que a él le importe. Estoy seguro de que a ninguno de los dos os importa...es más, estoy seguro de que a muy, muy poca gente le importa lo que yo pueda decir sobre este tema o cualquier otro...quizá tengo complejito de inferioridad y estoy buscando una pose victimista-tensa para llamaros la atención, no sé.
Abrazos soma.

dexter zgz dijo...

Tengo que decir que una de las razones fundamentales por la que este año decidí no quedarme en vela ante la tele en la noche de los Oscars fue precisamente por el programa del plus (o ex plus). Aguanté diez minutos y ya vi el percal. Que iba a ser muy distinto al del año pasado con Leticia Dolera (ni comparación con la Silva, Leti tenía criterio y sabía de lo que hablaba), Carlos Marañón y Carlos del Amor que además de hablar muy bien es todo un lujo para la vista la verdad.

En los diez minutos que aguanté, vi que el ambiente iba a ser así toda la noche, colegueo, amiguetes,… postureo. Y tengo que darle esta vez la razón a Bardés, no sé si nos estaremos haciendo mayores, pero cada vez me hartan más los postureos. Vi, por ejemplo, que entrevistaba a una chica muy mona de amarillo y le preguntaron que cuál era su favorita. “Mad Max” respondió sin chistar. Vale, guapa, por qué le preguntaron.” Ayyys, pues no sé es lo más, salí emocionada” cuando lo suyo hubiese sido decir, no sé, pongo por caso, que George Miller ha revolucionado el mito Mad Max, que tiene un ritmo frenético, no sé, cualquier razonamiento más lógico que ” Ayyys, pues no sé es lo más, salí emocionada”. Personajillos de perfil muy bajo. Y es ese perfil muy bajo el que nos está matando y nos está llevando hasta donde estamos. A mí el tal Areces me puede hacer gracia en alguna peli o contando chistes (al tal Colibi no tengo el gusto), pero de ahí a que me lo planten de gurú o creador de opiniones.

Por no hablar del fulano (tampoco me quedé con el nombre aunque me sonaba el careto) que contó en plan jijijaja “Marte” o “El puente de los espías”. Sinceramente, y no es falsa modestia, pero las sinopsis de cortogramas molan mucho más.

Pero bueno, que igual somos nosotros, que nos hacemos mayores y cascarrabias

Abrazos postureros

CARPET_WALLY dijo...

Yo creo que si, que nos hacemos muy cascarrabias y me incluyo. Que hay un estado de cabreo general y que nos molestan mucho demasiadas cosas. Y sobre todo nos molesta no encontrar lo que estamos buscando. ¿O no os mosquea un montón cuando no están las llaves que estabas seguro que habías dejado ahí y ahora no aparecen?. Pues con el resto de las cosas pasa lo mismo.

Que si vais a ver el programa de los Oscar que menos que encontraros con gente que hable de verdad de cine y no con un grupo de graciosetes. Pues tenéis razón, cierto. Así pasaba cuando informaban de la alfombra roja y el experto en moda, se indignaba porque decía que ninguna iba especialmente bien y por supuesto no para la ocasión, que él definía como la gran pasarela pública del glamour y que debían de arriesgar. Era muy probable que tuviera razón, pero casi todos pensabamos y allí estaban Colubi, Usrula Corbero o la Silva para decirle que a ellos les parecía que tal o cual iban guapisimas. Claro, el hombre respondía, "¿Y qué tiene que ver?, claro que van guapas, sólo faltaba, pero yo no hablo de su belleza, yo hablo de moda"...No eran esas dus palabras pero si su sentido.

Claro, si vemos un programa de cine, queremos que hablen de cine y está claro que para la nueva cadena Cero o Zero, antiguo Plus, los Oscar no son cine, puede que nos les falte razón. Para ellos es espectáculo y buscan a quien pueda hacer más o menos amenas las horas de madrugada que se marca la ceremonia. Obviamente no se marcaron un programa destinado a cinéfilos, sino a gentecilla con ganas de fiesta y de reirse. Superficialidad, amigos. Todos memos o tontos, los que lo hicieron y los que lo vieron. Y si, se les puede decir memo con justificación, lo más probable es que a ellos también se lo parezcamos por tomarnos el cine demasiado en serio.

Y estoy de acuerdo con Dex en una cosa, si te gusta "Mad Max", Ole tus huevos, pero argumenta un poco que viene bien a las nueuronas. aunque lo más cachondo hubiera sido ser algo algo más incisivo, preguntar si había visto alguna otra película que estuviera nominada y que argumentara porqué no le habían gustado tanto....es posible que la chica de amarillo colapsara y lo mismo le hubiera dado por desnudarse o algo que hubiera resultado más entretenido.

Me enrollo demasiado, pero espero poder alargarme un día de estos y explicaros que estoy muy enfadado, pero mucho, mucho, mucho....de que todo el mundo esté enfadado y nos tomemos tanto en serio cualquier cosa, incluso a nosotros mismos.

Abrazos memos

César Bardés dijo...

El cabreo posiblemente emana de que estamos un poquito desbordados de que todo el mundo nos exija (rigor, eficiencia, puntualidad, trabajo, lo que sea) y luego resulta que la exigencia en cualquier escaparate público sea nula porque, obviamente, el público, como bien dices, se come la mierda igual. Y claro, para quien quiere mierda, se le da mierda y no pasa nada. Para quien quiere algo más siempre queda el recurso de decir que es un pedante y un arrogante y así igualamos a todos por lo bajo. Y luego también está el que se disfraza de tío que entiende muchísimo de lo que está hablando y se dedica a decir gilipolleces y obviedades o salidas de tiesto, que eso de ir contracorriente está muy de moda y da una idea de la rebeldía que habita en él y así tenemos comunión de intereses aunque uno diga una cosa y el otro otra totalmente distinta.
Yo estuve en dos entregas de Oscars retransmitidas por Onda Cero. Yo era el "Colubi" del programa mientras Ángela Beato se dedicaba a analizar las frivolidades de la moda y Arturo González-Campos (hoy en "La parroquia del Monaguillo") dirigía el programa. También estaba Fernando Echeverría para dar el toque de humor. No hicimos un programa hiper-cinéfilo pero razonábamos las cosas basándonos en lo que sabíamos, dábamos un pronóstico cabal y decíamos el por qué...luego, incluso, decíamos que "va a ganar esta pero a mí la que me gusta es esta otra" y también lo razonábamos. Un año fue a puerta cerrada pero otro fue con público y con corresponsal incluido y la gente se lo pasó en grande porque, según sus propias palabras, fue divertido "aprender con risas y trapos". ¿A esto hemos llegado? ¿A elogiar lo inelogiable para que todo sea guai? ¿El postureo nos invade hasta ese punto? ¿Hasta el punto de que no podemos decir lo que realmente pensamos para no ofender al que se pone en postura? Estamos perdiendo el norte.
El memo que se toma el cine como algo serio porque se rompe la puta cabeza todos los días para hilar un puto artículo con sentido y razón os abraza.

CARPET_WALLY dijo...

Ufff Bardés, dices muchas cosas y con la mayoría estoy de acuerdo. es más justo con tu última reflexión enlazará eso que quiero comentar desde hace tiempo y no encuentro el hueco...con eso de no poder decir lo que pensamos para que nadie se ofenda...pero cuidado (y ahí radica mi tesis) todo tiene una dobel vertiente.

Como memo, que se toma en serio el cine, que se toma en serio debatir con amigos de los que se aprende y que está obligado a tomarse en serio el trabajo para el que le pagan, sus tengo que dejar, pero ¡¡vive dios, que me apetecía continuar con el debate!!...a las pruebas me remito, aprovecho cualquier minuto en que la impresora me lanza unos papels para echar un vistazo a lo que decís.

Abrazos raruno que es uno