lunes, 3 de abril de 2017

GOOD MORNING 3-4-2017





“Que tonto estás. A los amigos se les necesita siempre”. Carpet a Dex por Whatsapp.

Gusss morninnsss nos de God.

¿Otra vez aquí él Carpet este? ¿Y qué pasa con Dex? Pues sí, de nuevo me encuentro con vosotros para cubrir la ausencia de nuestro gran amigo, gurú de este espacio y maestro de todos. ¿Por qué?, os preguntaréis. Bueno, digamos que ha perdido parte de la ilusión diaria que este espacio necesita.

Los que ya habéis probado las mieles de esto de currárselo con cierta regularidad habéis podido comprobar que no es oro todo lo que reluce y que muchas veces hay que vencer la desgana y la ausencia de ideas para intentar saludar a los amigos con unos buenos días que no provoquen los bostezos que muchas veces intuimos. Alguna vez también, quizá no pocas, os planteéis el sentido de este encuentro diario de 5 amigos (mucho trillón pero somos 5 regular contados) dispersos por el mundo y los tiempos, que no sólo es cuestión geográfica, sino que también los momentos de cada cual imponen prioridades que hacen, mal que nos pese a algunos, que el gus se convierta en secundario o terciario o aún menos prioritario. Un encuentro, que dadas las posibilidades de comunicación actual puede parecer absurdo. El wasap te da mayor cercanía en el tiempo quizá, el correo electrónico habilita a contarte media vida, el teléfono te da la posibilidad de escuchar una voz amiga en el caso de que lo necesites…

Bien, Dex está en esa disyuntiva y tal vez tenga razón. Mi forma de verlo es muy distinta. Para m, el gus es ese nexo de unión que ha conseguido que nos mantengamos unidos a lo largo de tantos años, que compartamos un lugar especial y que nos sintamos cerca aunque estemos lejos. Es probable que cuando yo veo una película o me entero de una noticia piense en vosotros y en compartir con mis amigos la sensación que me provocó. ¿Os iba a escribir un wasap para contároslo? Podría ocurrir que tal vez ocasionalmente lo hiciera, quizá con alguno, quizá con varios, quizá con todos, pero lo más probable es que el tiempo fuera poniendo distancia y la falta de roce no deshaga el cariño (a estas alturas indestructible) pero sí que lo hiciese menos necesario, y por tanto distanciase nuestras ganas de contar y compartir cosas.

Al menos, así lo veo yo que he visto alejarse amigos que consideraba imprescindibles en mi vida a base de espaciar los contactos. Quizá haya algo de infantil en mi insistencia en conservar este espacio vivo, también es probable que haya mucho de egoísmo en ello, me hace sentir acompañado de una forma distinta a la de mi vida “real” puesto que formáis parte de un grupo que es muy diferente a cualquiera de los que pueda tener fuera de aquí. Compartimos intereses, hemos compartido muchas vivencias, mucho tiempo y muchas risas…Vuestros abrazos o besos no  son físicos, pero uno puede apreciar la compañía a través de lo escrito y se descubren las emociones en las palabras.

Bueno, el caso es que Dex,  de momento, anda algo desangelado con este obligatorio encuentro diario y ha decido dejarlo en suspenso, espero que no sea algo definitivo, pero pasada la ilusión inicial del reparto semanal y las nuevas letras le cuesta encontrar un incentivo que no vea posible en las otras formas comunicativas que he comentado.

Yo lo dejo a vuestro criterio, tampoco quiero imponer mi forma de ver estas cosas, porque probablemente yo mismo esté muy equivocado. Dad vuestra opinión si queréis sobre el cierre temporal (siempre será temporal mientras la web esté viva) o si queréis continuar aunque el maño no nos acompañe hasta que no encuentre otra vez el gusto por hacerlo. Si queréis que permanezca abierto y vivo, tal vez habría que repartir algo más el asunto y para ello estoy seguro de que Alban y Low que tanto nos hicieron disfrutar en su día de gloria, estarían dispuestas a que su participación no fuera esporádica sino habitual.

Amigos y amigas, vosotros decidís. Lo mismo esta idea absurda mía de mantener este espacio no es más que un castillo en el aire.

CASTILLOS EN EL AIRE (Alberto Cortez)





MOSAICO

Bueno, hace poco hablábamos en otro sitio sobre esa generación de actores de los 80, de los que pocos han tenido un éxito más allá que aquel periodo. Parte de ellos estaba en esta película que fue mítica…ellos eran 5, como nosotros ahora y se hicieron grandes amigos, como nosotros también. Eran los chicos y chicas de “El club de los cinco”.








4 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya vaya, estamos de bajón, es normal a veces la vida nos pone tantas zancadillas que perdemos el equilibrio, pero aqui están los amigos para aguantarte la caida y, una vez hayamos dejado de descacharrarnos de la risa, ayudar a levantarte.

Yo entro a trabajar bastante tarde por lo que el lunes me es complicado poner un Gus. Si os parece bien, yo podría hacerlo el miércoles y le rogaría al Maño que siguiese haciendo el repaso de los estrenos semanales, así cada día haríamos uno el gus y no sería tan costoso.

Es mi propuesta, creo como Car que es importante seguir en contacto y ese esfuercillo merece la pena.

Besos contritos.

Albanta

Anónimo dijo...

Entiendo la desgana, por mi parte sería agobio, del maño. Reconozco que para mí es muy cómodo entrar el día que pueda y me apetezca a echar un vistazo para ver qué se comenta por aquí. Cuando eso se convierte en una obligación es cuando empieza el agobio que hace que incluso llegue a perder la magia. Me veo incapáz de comprometerme a escribir algo un día determinado, ya visteis que tuve que recurrir a contar mi historia de amor con el cine porque eso sí me salió de una manera natural. Mi propuesta es dejar este sitio de encuentro abierto y que vayan surgiendo de manera natural las conversaciones. Habrá días que tendremos algo que contarnos o comentar y otros días en que no habrá nada que decir y no pasa nada. El caso es intentar mantenerlo vivo y creo que se puede conseguir.
Besitos

low

INDI dijo...

El gus es nuestro nexo de unión y como lo perdamos será difícil mantener ésta conexión tan especial que hemos creado con el paso del tiempo. Después del parón anterior, el volver con nuestras colaboraciones semanales parecía un buen método para no dejar todo en manos de Dex, pero no todo es tan fácil como parece y algo hemos tenido que hacer mal para que la desgana se haya apoderado de Dex. Viendo lo que cuesta hacer un gus semanal es cuando más valoro todo lo que ha hecho él por ésta sección.

Por mi parte, seguiría con ésta fórmula tratando cada uno de nosotros de aportar algo más a nuestras secciones. Lo de dejar abierto el lugar para que surjan las conversaciones tampoco es mala opción, pero creo que con el tiempo terminaríamos de entrar.

Pero siempre con la premisa de que la supervivencia de éste lugar sin Dex no será posible. Te necesitamos, maestro.

Abrazos animosos

César Bardés dijo...

Ayer no es que no quisiera entrar, es que no pude. Trato de adelantar algo de trabajo para poder irme cuatro días en Semana Santa y siento ver que a Dex le ha entrado la murria de nuevo (aunque perfectamente inteligible). Yo, la verdad, pienso como Carpet. El gus ha sido el nexo de unión de estos locos cinéfilos que un día coincidieron en el chat de Terra y que, por edad y por gustos, han sido más constantes en su contacto más o menos diario. Si el gus deja de ser gus (no me parece mal la idea de la doctora pero estoy con Indi, acabaríamos por dejarlo morir) entonces ya no nos quedaría nada. El whatsapp es otra forma de comunicación totalmente distinta, totalmente breve y aún más sometida a los caprichos del día. Sinceramente, reconozco todo el mérito que ha tenido Dex intentando mantener día a día este rincón (y habría que agradecérselo bien agradecido) y sé que, cuando algo se convierte en obligación, pierde parte de su componente de diversión pero creo que merece la pena mantener este lugar mágico. Si Albanta se postula para los miércoles y Carpet puede darle caña los lunes, dejaríamos para Dex el repaso semanal de los estrenos (siempre muy orientador) y creo que podría quedar un gus chulo, chulo. Por supuesto, ello no es óbice para que la doctora publique...pues eso, cuando tenga algo que decir. A ver si el maño se pronuncia y arriba ese ánimo, Dex, que hay muchas cosas que agradecer a la vida.
Abrazos expectantes.