martes, 6 de septiembre de 2016

Gus mornins, 6/09/16

“Al ciervo hay que cazarlo con un solo disparo. Con dos es una chapuza. Se lo intento decir a todos pero nadie me escucha” (Robert De Niro, “The deer hunter”, 1978)

Guuud mornins, cinéfilos. En primer lugar, quisiera daros las gracias a todos por la acogida calurosísima que me dispensasteis ayer todos por el regreso del gus. Lo de calurosísima es porque se produjo a 38º grados a la sombra en el termómetro, claro, no por otra cosa. El caso es que yo el regreso o la bienvenida que más esperaba esta vez era la de Lopetegui a la selección, que ya estaba un poco harto de ver al señor del bigote en el banquillo, al menos el mozo este está de mejor ver. En fin, otros preferís que vuelva al gus, si es que tiene que haber gente p ató que decía aquel, pero desde luego qué raros sois, leñe.

Y hoy el calendario marca ya 6 de septiembre, aunque las temperaturas desde luego son más propias de dos meses atrás. Lo cierto es que estamos a punto de dejar atrás un verano. como llevamos la tira sin vernos por aquí, desde el mayo canino, habrá que repasar un poco. Ya vi por vuestros mensaje que para vosotros el estío ha sido intenso y lector, y que habéis tenido tiempo incluso para desconectar de la rutina. El mío no ha estado mal, aunque me sabe malo haber pasado tan olímpicamente de vosotros. Y hablando de olimpismo, hay que destacar que nuestros deportistas se volvieron de Río con muchas, muchas medallas, las que más eran de la Virgen del Carmen y de San Pancracio, que son la mar de devotos nuestros deportistas. Al menos no se los robaron, ni lo fingieron, como los nadadores USA que se montaron una de Tarantino en plena competición.

Pero no todo fue dicha y alegría en este verano 2016. En el capítulo de obituarios tenemos que lamentar el adiós a actores que intentaron hacernos la vida más feliz a base de risas y carcajadas. Como Bud Spencer o Gene Wilder, o más recientemente Jon Polito, un secundario habitual de las pelis de los Coen, que nos dejó la semana pasada. También despedimos con pena al brasileño Hector Babenco, autor de la imprescindible “El beso de la mujer araña” o al italo americano Michael Cimino que firmó la todavía más imprescindible “El cazador”. Y en fin, el gran Abbas Kiarostami, que ya era un imprescindible en si mismo.


Y como la semana va de parejitas, de alfombras venecianas y de glamour, aquí tenéis otros espectacular mosaico con dos que tal bailan. Ryan y Emma, Emma y Ryan bailan pero que mucho, mucho en “La la land” la nueva de Damien  “Whiplash” Chazelle. La peli se ha presentado estos días en la Mostra y ha gustado mucho. Personalmente, es la peli que más espero de este 2016. Y debo decir que el año pasado a estas alturas la película que más esperaba ver era “Spotlight”… y bueno, luego creo que le dieron algún premio o algo. Ganas de ver la peli después de aquella historia del profesor baterista que lanzaba platillos a sus alumnos. Y no sé, pero, yo creo que por el título, esta canción con la que os dejo pertenecerá a su banda sonora.

LA, LA, LA
Massiel

La la la la la la la la la la... 

Yo canto a la mañana 
Que ve mi juventud 
Y al sol que día a día 
Nos trae nueva inquietud 

Todo en la vida es 
Como una canción 
Que cantan cuando naces 
Y también en el adiós 

La la la la la la la la la la... 
La la la la la la la la... 
La la la la la la la la la la... 
La la la la la la la... 

Le canto a mi madre 
Que dio vida a mi ser 
Le canto a la tierra 
Que me ha visto crecer 

Y canto al día en que 
Sentí el amor 
Andando por la vida 
Aprendí esta canción 

La la la la la la la la la la... 
La la la la la la la la... 
La la la la la la la la la la... 
La la la la la la la la...


EL MOSAICO DE HOY


5 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Pues empiezo por el final, si que hay muchas ganas de ver "La la Land", incluso si no estuviera Massiel en el reparto. Un musical clásico dicen que es, y señores (y señoras, que no diga Alberto Garzón que discrimino) eso es néctar y ambrosía para un servidor, alimento de dioses. Y encima Gosling que me parece un muy buen actor, no sólo un guapo oficial y la Stone, Enma (que Sharon ya no tiene tanto instinto) que...a veces me parece que lo hace bien, aunque no esté entre mis preferidas.

Y yo también he disfrutado mucho de las olimpiadas, de hecho me he metido unos maratones televisivos de aquí te espero, entre la 1 y Teledeporte ha sido un no parar, que me recordaba a épocas de antaño donde sólo se podía ver: TVE y el UHF (así con artículo que nadie lo reconocía sin el "el"). Lo que más me ha hecho disfrutar...el tenis con Rafa Nadal y ese partidazo con Del Potro resuelto tristemente en contra, pero que pasada. También me ha molado mucho la natación, no sólo por Mireia o Phelps, en general todo ha sido muy interesante...
Lo peor, pero lo peor, peor...la doma clásica. Que uno ve al primer jinete y su caballo pegando trotecitos, y haciendo el "crusaito" de Chikilicuatre y dando pataditas al aire y cosas así y te parece precioso, pero cuando sale el segundo y hace lo mismo y el tercero...y no hay tour de Francia que pueda competir en capacidad de dormir al espectador.

Si, si, también nos hemos tragado los partidos de badminton y hasta nos ha molado, salvo cuando Carolina Marín pegaba esos grititos tan desagradables, que eso es dejar mal el carácter patrio. Esos grititos eran muy molestos y poco españoles. En mi casa cuando estoy en la cocina con mi mujer y me dice : "avisa a los críos que ya está la cena preparada". Yo suelto un hipogritohuracanado: ¡"CHICOOOOOSSS; A CENAR!!!, Y ella pega un respingo de puro espanto lo que me hace ganar muchísimos títulos, es cierto que no son demasiado honoríficos, pero son absolutamente merecidos.

En fin, un placer estas mañanas guseras. Estoy como Ruth Beitia tras ganar el oro...

Abrazos dorados

INDI dijo...

yo también seguí el tema olímpico, quizás no tanto como quisiera por los horarios tan tardíos pero vamos, que me he zampado horas de deporte televisivo. Considero las olimpiadas la cúspide del deporte actual, pero hay algunos deportes que "chirrian": ¿golf?...

Lo que tampoco me va es ése desmesurado patriotismo de los comentaristas de la tele, parece que sólo hay ojos para el deportista de tu país y en vez de disfrutar de una prueba deportiva lo convierten en un forofismo patriótico insufrible. El tema era: si hay medalla, es noticia; si no hay medalla, es fracaso. Pero hay diplomas o puestos de deportistas que tienen más mérito que alguna medalla.

García Bragado debería de haber sido el abanderado en la inauguración por méritos olímpicos, y no Nadal. Es grande Rafa, pero no me gustó el que renunciara al mixto en medio de la competición; ¿para que compites en 3 categorías si sabes que tu cuerpo no lo va a aguantar? Imaginaos la decepción de Garbiñe Muguruza.

Disfruté con Simone Biles, con Michael Phelps, con Ledecky, con Maialen Chorraut, con Mireia, con el record impresionante de Van Niekerk que pulverizó el del inolvidable Michael Johnson hecho en Sevilla hace casi 20 años (el mejor momento de éstos juegos, a mi parecer), grandes vencedores todos ellos , pero también con otros que no triunfaron,como las chicas del balonmano, guerreras al 100 %, con Bruno Hortelano (ojalá no sea nada lo del accidente de ayer). Me alegré por Ruth Beitia y lamenté las lágrimas de Eli Pinedo sabiendo que ya no la volveré a ver jugar aquí en Donosti pues su retirada era un secreto a voces. Me cae mal Bolt por sus gestos de "sobrado" en las eliminatorias y sus poses al ganar; la clase se tiene o no se tiene y Bolt es único pero no tiene la clase que poseía Carl Lewis, donde sólo su presencia te dejaba atontado. Lo vi correr en un meating en el velódromo de Anoeta hace muchos años, inolvidable.

Abrazos olímpicos a todos.

César Bardés dijo...

Bueno, lo primero disculpas por no haber dado la calurosa bienvenida a esta nueva etapa del Gus y a su au-gus-to au-tor pero septiembre es un mes loco porque está lleno de buenos propósitos y se acaban muchas otras cosas o se intentan iniciar otras muchas y se me olvidó hasta entrar, entre otras cosas, porque no tuve tiempo.
Ahora al grano, Olimpiadas. Vayamos por partes y a puntualizar. Lo de Nadal y Garbiñe...parece ser que no toda la culpa fue de él y es que era físicamente imposible estar en dos partidos a la vez gracias a la "estupenda" organización de los Juegos (eso ya lo predije yo en cuanto nos ganaron en la elección de sede). Bien es verdad que es que la sorpresa no fue su progresión en individual sino su progresión en dobles en la que esperaba hacer un buen papel pero, ni mucho menos, llegar tan lejos.
Por otro lado, los disfrutes...los comentaristas, sencillamente, es que son malos. No es que sean patrióticos o no, es que no tienen nada que decir. Desde el momento de la misma inauguración que no sabían decir "receptáculo" para el cacharrito que pusieron para las semillas o decir que Antonio Carlos Yobem...cuando es Jobim y se pronuncia "Yobim" y con unos comentarios que harían sonrojar al más pintado. Hay varios comentaristas muy malos (premio especial para la chica de natación que se apañaba con cincuenta palabras) y hay uno que no es malo pero al que tengo una especial tiña y es a Paco Caro con su soniquete de final de frase que me toca las narices con fruición.
Por lo demas, que sean patrióticos...deberíais ver a los comentaristas brasileños...los nuestros son discretos en comparación. Aparte de eso, me parece muy lógico lo de alegrarse por ganar. Bien es verdad que deberían dar más valor a los diplomas olímpicos (algún lumbreras incluso dijo que "dudaba que existieran") pero sí existen, sí.
En cuanto a disfrute, yo también disfruté con Carolina, por mucho gritito que dé (Monica Seles daba unos gritos peores y nadie decía nada) porque remontó un partido que se le había puesto muy difícil, con la raza de Rafa (y porque los brasileños dijeron que era muy mala persona, un mal deportista y un mierda, como si Novak Djokovic fuera la mejor persona del mundo y Nishikori, un ejemplo de deportividad). Disfruté con los chicos del basket porque merecen un respeto y también con las chicas. disfruté con las piragüas porque tengo amistades en el gremio y me dicen en qué condiciones se entrenan algunos (otros no), disfruté con todo aquel que dijo que España era su país y no cualquier otra cosa, más que nada porque, por mucho que queramos dárnoslas de que el concepto "patria" nos toca los huevos y parece que es una vergüenza sentirse español, ya es hora de que algunos se sientas orgullosos de serlo, que somos de charanga y pandereta pero también hacemos, de vez en cuando, algunas cosas buenas).
¿Véis? Si es que no tengo yo que escribir aquí.
Abrazos banderosos.

CARPET_WALLY dijo...

Cierto todo lo que dices y más. Yo también disfruté con varios 4ºs puestos, el de Nadal que comentaba entre otros, como el de Purito en ciclismo, pero no sólo eso sino hasta con el octavo de Mario Mola en el Triatlón, un diploma más que notable. Pero tienes razón en lo del patrioterismo mal entendido, y sin embargo, es cierto que por aquellas cosas inexplicables ancestrales yo buscaba en los pelotones (marcha, ciclismo, maratón...) la camiseta reconocible del compatriota como para darle un aliento inservible. este año más que ningún otro he disfrutado mucho con la participación española, y no sólo por lo que comentaba antes, por cierto el 4ª y el 8º de los golfistas también es muy notable, sino porque me parece que sólo participar es una machada. Sobre todo en deportes con los que poco puedes ganarte la vida y prepararte durante años para los Juegos merece un reconocimiento mayúsculo, mucho más si se tienen pocas posibilidades y sólo estar ahí ya es un premio incontestable.

Hacía la gracia de Carolina Marín, pero lo de esta chica me movía a la reflexión. A los 12 años a una niña de Huelva le plantean : Elige que quieres hacer, ¿flamenco o badminton?. Y la niña prefiere el deporte, que ya es mucha tela estando donde está y por escoger un deporte como ese que no juega nadie en 1.000 kilómetros a la redonda. Y dices, vale...para que se mueva un poco en su tiempo libre, pero luego a los 14 despunta tanto que le dicen a sus padres que lo mejor para que progrese es irse a Madrid a un centro de alto rendimiento....¡¡¡Y los padres dicen que si!!!. Venga ya, que me dicen a mi que deje a ir a la cría de 14 a 500 kilometros a vivir sóla porque es muy buena en ¡¡¡badminton!!!...Ante esa disyuntiva o tienes mucha pasta y decides movilizar a parte de tu familia o eres muy pobre y ves una posibilidad de que la niña tenga una salida. Pero es muy extraño porque el badminton es difícil que te dé de comer, salvo que seas la mejor, como es el caso y alos 14 por mucho que despuntes...No sé, el mundo a veces lleva a disyuntivas muy extrañas.

Y también de aceurdo en lo de Bolt, sus gestos son desagradables y sus poses de sobrado...lo que pasa es que el tipo va, en realidad, tan sobrado...como nunca lo estuvo el bueno de Carl, a decir verdad. A mi tampoco me cae muy bien, pero mucho mejor que Mo Green o Lindford Crhistie...

Abrazos a la carrera

CARPET_WALLY dijo...

Bueno, lo de los comentaristas...tan malos, malos...hay de todo, por no mencionar a Paloma del Rio en gimnasia, o a Arseni Rivera en Tenis o a Jesús Cebrián en Atletismo que son muy grandes. Lo que pasa es que a veces les toca comentar deportes en los que no están muy duchos y eso pesa.

Recuerdo una anécdota que contaba el propio Arseni, al preguntarle por esas retransmisiones de deportes en los que no son expertos y que se reparten para no contratar a mil periodistas especializados, le decían que escogiera cual era el deporte que más complicado le había resultado narrar, todos esperaban que dijera alguno cuyas normas o detalles fueran inapreciables para un profano o muy difícil de observar a simple vista, por ejemplo, la esgrima. Sin embargo el maestro de los locutores del tenis se descolgó con "el tiro con pistola". le pidieron explicaciones porque a primera vista parece fácil de entender y de valorar el resultado. Sin embargo, el lo aclaró completamente: es muy complicado cuando ves al jugador sueco que coge el arma, apunta...y tu empiezas a rellenar minutos interminables con datos sobre su trayectoria deportiva y sus éxitos y la puntuación que debería sacar para optar a medalla, finalmente dispara y una vez comentada su puntuación ves que el siguiente es el tirador coreano y lo mismo, coge el arma, apunta, metes relleno...y así al cabo e 4 tiradores ya no sabes qué contar para seguir rellenando esos interminables minutos.

Así son las cosas, nosotros tenemos una óptica de espectador y él la de un profesional que debe narrar algo y convertirlo en ameno e interesante para quien está al otro lado de la pantalla.

Y de acuerdo con que Julia Luna no era demasiado buena, como no lo era José Ángel de la Casa y sin embargo su narración del oro de Mieria será tan mítica como la del gol de Señor en el 12 a 1 de Malta. La mujer vibró y lo transmitió así.

Abrazos comentados