lunes, 5 de septiembre de 2016

Gud mornins: Volver a empezar



"Déjame volver con el recuerdo de aquellas esperanzas del día que partí" (Homero Expósito)

Guuud mornins, cinéfilos. Pues sí resulta que la vuelta al cole resulta traumática para muchos no me atrevo a calificar cómo tiene que ser esto. Yo empecinado que estaba cual Amy Winehouse o Pedro Sánchez en el “no, no, no” y mira. Ya lo decía 007 “nunca digas nunca jamás”. Y por aquello de mantener viva la llama y unidos a los cuatro gatos que aún maullamos por aquí, y por alusiones, aquí estoy.

Tampoco vamos a hacer que esto se note mucho. Tampoco han pasado mucho de aquellas crónicas cansinas con las que pusimos punto y aparte a esta mañanas guseras. Total, el país sigue en funciones, y la vida es un festival. Así que los maduritos George y Julia que nos saludaban en el último mosaico con su sonrisa profiden desde la alfombra de Cannes (presentando aquella nadería e insulsez de la Foster) dan paso a los más jovenzanos Michael y Alicia que nos saludan en el nuevo mosaico mostrando su sonrisa desde el presente Festival de Venecia. Ellos han paseado su amor, su glamour estos días por la alfombra veneciana (que no es igual que la persa pero da igual) y nos han conquistado a todos. No así, su película “La luz entre los océanos” acogida en el Lido con cierta tibieza.

Así que aquí estamos, procuraremos pasear nuestro amor y nuestro glamour por esta alfombra que no siempre es de terciopelo y en la que a veces te clavas algún cristal. La vida es un festival, y eso me recuerda que de aquí a nada, el Kursaal, la teniente Ripley y el pintxopote me esperan un año más.

Pero no adelantemos acontecimientos. Vayamos despacito y con buena letra. Empecemos de nuevo. Recordando y pensando en que nos queda, tenemos todo el tiempo del mundo

WE HAVE ALL THE TIME IN THE WORLD
Louis Armstrong

We have all the time in the world
Time enough for life
To unfold all the precious things
Love has in store

We have all the love in the world
If that's all we have you will find
We need nothing more

Every step of the way
Will find us
With the cares of the world
Far behind us

We have all the time in the world
Just for love
Nothing more, nothing less
Only love

Every step of the way
Will find us
With the cares of the world
Far behind us, yes

We have all the time in the world
Just for love
Nothing more, nothing less
Only love

Only love

TENEMOS TODO EL TIEMPO DEL MUNDO
Louis Armstrong


Tenemos todo el tiempo del mundo
tiempo suficiente para vivir
para desplegar todas las cosas preciosas
el amor ha llegado

Tenemos todo el tiempo del mundo
si es todo lo que tenemos eso encontrarás
no necesitamos nada más

cada paso del camino
nos encontrará
con la importancia del mundo
lejos de nosotros

tenemos todo el tiempo del mundo
solo para amar
nada más, nada menos
solo amar

cada paso del camino
nos encontrará
con la importancia del mundo
muy lejos de nosotros

tenemos todo el tiempo del mundo
solo para amar
nada más, nada menos
solo amar

solo amar


EL MOSAICO DE HOY



2 comentarios:

INDI dijo...

ayer soñé que conducía el Delorean y regresaba al pasado; hoy descubro que quizás no fuera un sueño ¿acaso estoy en otra época? ¿en una en la que todas las mañanas acudía a leer el gus para empezar el día con una sonrisa, en una donde un país tenía su presidente y su oposición, en una en la que la real era capaz de pelear ligas con el madrid o el barça? ¿en qué año estamos? ¿gallina? a mí nadie me llama gallina! Doc, ¿cómo vuelvo al futuro?

En fin, brindemos el regreso del gus, ese hilo fantástico pero a la vez frágil que nos ha mantenido en contacto.

Gracias Dex, sabía que volverías. Y tú también.

Abrazos de lunes.

CARPET_WALLY dijo...

"Aysss, que me dá", que diría una loca de esas que salen en la tele.

Septiembre no sólo nos ha traído un calor que tetorras (nada que ver con la Vikander por cierto) sino también el regreso más esperado...y que no es ni el de critiano Ronaldo tras su lesión, ni el de Diego Costa a la selección, ni la nueva temporada de "Juego de Tronos", ni Chanquete resucitado,...no, lo que ha traído es el Gus, ese que nos alegraba las mañanas y nos daba sonrisas para superar el reto diario.

Lo normal en este mes es empezar alguna colección en fascículos y que montemos la maqueta de un Simca 1000 para comprobar lo difícil que era hacer el amor en aquella época, o acumulemos tanques de la Guerra de las Cruzadas, o cuadernillos de recetas de comida tibetana..., pero esta vez no, nuestro propósito post-veraniego será coleccionar el buen rollo, las risas y las ocurrencias de nuestro maño favorito. Y desempolvar aquella vieja frase que nunca perdió vigencia: ¡¡¡Qué grande eres Dex!!!.

Muchos besos pa tos y toas..que hoy estoy muy contento.